José Tomás Giner – Pepe Tomás

14 Mar, 2017

Hace tiempo que tenía en la mente esta entrada. Sin embargo, la he ido dejando porque es fácil escribir sobre Pepe, pero difícil definir a una persona tan especial. Seguro que no soy el único que piensa así, porque Pepe dejó una huella importante en todas las personas a las que se acercó.

Conocí a Pepe en la cristalería de mi padre. Yo tenía 14 años y ese verano haciendo auto stop en la entrada de Dénia, me acompañó en su Citroen 2CV a la casa en la que veraneábamos en la Venta del Roig. Me sorprendió que en tan poco tiempo me transmitiera tanto, y que me hablara como si todos los días me acompañara en el mismo trayecto. En ese momento no sabía lo importante que iba ser esa persona en mi vida profesional.

Tiempo después, ya matriculado en Artes y Oficios, pasé dos veranos aprendiendo en su estudio hasta que terminé mis años de formación y pasé a colaborar con él. Poco tiempo  después, formalizamos la empresa pasando a formar parte de Pepe Tomás & Associats, junto a Karin Guillamón y José Luís Bertomeu. Fueron años de aprendizaje fundamentales para mí y donde tuve la suerte de conocerlo de cerca.

Pepe fue un genio en todos los sentidos, Arquitecto Técnico de formación o Aparejador como se llamaba en ese momento, tuvo la capacidad técnica de sus estudios y una enorme sensibilidad artística, algo que no era habitual dentro de su gremio. Con todo ello tenía un potencial para crear cualquier cosa, en una época en el que el consumo del diseño empezaba a despuntar.

Con una gran habilidad en el dibujo artístico, podía bocetar cualquier cosa con gran realismo mientras conversaba por teléfono, o trabajar hasta altas horas de la madrugada inmerso en cualquier proyecto al se dedicaba como si le fuera la vida en ello.

Fruto de esa dedicación incondicional, desde su estudio en Ondara nacieron proyectos que aún hoy en día podemos disfrutar ya que 25 años después son perfectamente vigentes. Como La Urbanización L´Alberca, el Centro Social del Club de Golf La Sella, la fachada de la tienda Ale Hop Foramur, el edificio Jardines del Puerto, las Urbanizaciones Cala D´Or o Playa Dorada, entre otros…

Otro proyecto singular en la trayectoria de Pepe, en el sector del ocio nocturno, fue la conocida discoteca Arsenal en la Playa de Oliva, allá por el año 1988.

Personalmente era una persona que lo daba todo a cualquiera que se le pudiera acercar; no tenía maldad, actuaba de buena fe y era una persona cariñosa y sensible, capaz de compartir una velada con cualquier persona sin importar su edad o sexo. Disfrutar momentos con él fue divertido, tanto trabajando, como en las interminables partidas de Risk en las que era un gran estratega.

Pepe nos dejó el 14 de Mayo de 2001 a los 58 años de edad, y es una verdadera pena que hoy no esté entre nosotros, porque con sus conocimientos y experiencia adquirida, con absoluta certeza seguiría creando proyectos que nos emocionarían y no dejarían indiferente a nadie.

Esta entrada es un pequeño homenaje a una gran persona, para que quede constancia de alguien que fue pionero en la arquitectura y el diseño interior en nuestra comarca, marcando tendencia durante varios años y del que no había huella en Internet, hasta ahora…

Va per tu Pepe, amic. 

Uso de cookies de xavierpastor.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR