Casa Atibaia

19 Feb, 2021

El modernismo brasileño siempre intenta conseguir esa sensación de vivir en un interior con la ilusión de estar en el exterior. Y esto es lo que representa la Casa Atibaia con la pureza y elegancia de rampas y escaleras que giran suavemente alrededor de una naturaleza contemplativa a través de unas ligeras fachadas de vidrio.

Casa Atibaia habita el bosque sin ser intrusiva con la naturaleza, sino coexistiendo con el paisaje. Un espacio que se sitúa entre una esencia delicada y aireada y un aspecto más brutal y primitivo. La casa es la primera colaboración entre Charlotte Taylor y Nicholas Préaud, y recibe su nombre por el río Atibaia en São Paulo, donde está ubicada.

Siguiendo los principios geométricos modernistas, pero abierta a un amplio patio interior orgánico que se curva y responde a la vegetación circundante, la casa crea un espacio entre el exterior y el interior. Y este límite se rompe aún más por el paisaje, que actúa como un elemento de apoyo de la casa.

Toda la estructura está construida alrededor de rocas preexistentes, una versión aún más brutalista del lenguaje modernista. Estas rocas también ocupan el interior en una extensión funcional, el baño y el vestidor están tallados completamente con las rocas más pequeñas actuando como elementos de decoración, dictando la distribución fluida de la casa. El mobiliario es un equilibrio de gemas modernistas, piezas antiguas y adiciones más contemporáneas con artistas como Pierre Augustin Rose, Charlotte Perriand y Pierre Chapo.

Uso de cookies de xavierpastor.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR